20110422

La primavera, la sangre (de los jóvenes) altera

Y es que Aries llega siempre como un vendaval... Pero las alteraciones de la sangre de los jóvenes son muy pautadas, muy limitadas, muy ligth... Así que me he pasado el mes hablando, no sólo en clase, de mi teoría de la placenta social, de mi lectura del botellón, de mi visión de Mayo del 68 como una revuelta de la opulencia... El 8 de abril una brevísima entrevista (de la que no emitieron, como pasa siempre con los medios, las frases a mi juicio más interesantes), dio pie en la tertulia de Julia Otero a que Jesús de Miguel (al menos no tan carca como Amando entoavía) y compañía despotricasen a conciencia de esos jóvenes poco menos que vagos y maleantes (no entienden lo que significa la placenta social). Ahí está la grabación.

Unos días después Aitor Fernández me pide un artículo para acompañar su reportaje (espléndido) sobre la situación de los jóvenes ante la crisis. Se me pasan las fechas con la carga docente y la nueva carga que el Gran Bolonio nos impone (como esos infumables, por su mala calidad, formularios de autoevaluación de la calidad, ja), pero no faltan sociólogos para hacer buenos análisis. 

También me piden un artículo (y me quedo sorprendido, porque pagan, y bien) para hablar de los jóvenes, en este caso del botellón, para El Periódico. Aunque ya ha borrado el "de Catalunya" de su mancheta, sigue publicando edición en catalán, así que me veo traducido al catalán por segunda vez (que yo sepa: la primera vez lo hicieron unos plagiadores). 

Y hala, hasta la tertulia del martes la dedicamos al mismo tema, esa supuesta desmovilización . Creo que han salido algunas cosas interesantes, puede que a alguien le interese escucharla. Aquí está el enlace a las grabación de la emisora (eso del podcast), pero desde aquí se puede descargar sólo la tertulia.
Respecto de las seudomivilizaciones de jóvenes, el último ejemplo, al par que esperpéntico, es paradigmático: pásense por la noticia, y fíjense en la fotografía: los que están en primer plano... calvos y canosos. Y los slóganes, dignos de... (mejor, no lo digo). Les falta el naranjito de la sociedad de la imaginación (¡señor!), la corbatita verde manzana del emprendedorismo (¡ufff!). ¿Jovenes? En fin...

...y hablando del Gran Bolonio, me llega un enlace a un antro de rebeldes. Muy bueno. Le he dado la máxima difusión a través del correo, por supuesto. Porque tienen razón en casi todo. Dudo que podamos acabar a corto plazo con esa otra burbuja, tan gravísima para nuestra economía del pensamiento como la del ladrillo para la economía productiva. Pero como decía el otro, eppur si muove...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...